Discurso introductorio del Ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, en las negociaciones con el Secretario de Estado de EEUU

central de visados rusos

A continuación os mostramos el discurso introductorio del Ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, en las negociaciones con el Secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson (12 de abril de 2017):

Estimado señor Secretario de Estado, estimados colegas,

Nos hemos visto el pasado 16 de febrero en Bonn donde tuve la oportunidad de presentar los enfoques principales de Moscú hacia la agenda de las relaciones ruso-estadounidenses y los asuntos internacionales.

Durante los últimos dos meses, Washington hizo muchas declaraciones en relación con el estado actual, las perspectivas de estas relaciones y los problemas clave de la agenda internacional. No lo voy a ocultar, nos han surgido muchas preguntas, teniendo en cuenta las ideas demasiado ambiguas, a veces contradictorias manifestadas en Washington en relación con toda la gama de asuntos bilaterales y multilaterales, sin hablar que, además de las declaraciones, observamos hace poco las acciones muy preocupantes cuando se emprendió un ataque ilegítimo contra Siria. Lo hemos abordado por teléfono. El presidente ruso, Vladímir Putin, las autoridades de Rusia ya dieron sus valoraciones de principio al respecto. Consideramos que es primordial no permitir la reincidencia de acciones similares en el futuro.

Creo que su visita es muy oportuna. Ofrece la posibilidad tan necesaria de intentar aclarar de modo abierto y sincero las perspectivas de nuestra cooperación en todos estos ámbitos, ante todo, en lo que se refiere a la formación de un amplio frente antiterrorista, según lo acordado por los presidentes de Rusia y de EEUU, Vladímir Putin y Donald Trump. Es especialmente importante en el período cuando, según entendemos, en el Departamento de Estado de EEUU no todos los puestos clave están ocupados y debido a eso no es fácil recibir de modo operativo las aclaraciones en relación con los asuntos corrientes y futuros. Hemos confirmado en reiteradas ocasiones nuestra disposición a mantener un diálogo constructivo y equitativo y desarrollar la cooperación en base al respeto mutuo de nuestros intereses legítimos. Es nuestro rumbo consecuente que no se forma bajo la influencia de una coyuntura actual o una elección errónea del tipo “con nosotros o contra nosotros” sino exclusivamente en el marco del Derecho Internacional.

Siempre nos pronunciamos por emprender acciones colectivas. No consideramos eficaz establecer alianzas cerradas y alianzas desiguales. Esta postura la comunicamos en reiteradas ocasiones a nuestros colegas estadounidenses y es bien conocida, en Washington, incluso a usted. Nos es importante entender la postura de EEUU, las intenciones reales de su administración. Esperamos que hoy avancemos en este camino.