Moscú cuestiona la demora en investigar el uso de armas químicas en Siria

visado rusia

El Ministerio de Exteriores ruso ha dudado de la viabilidad de los organismos creados bajo la égida de la OPAQ, ya que evitan investigar el episodio con armas químicas en la ciudad siria de Jan Sheijun.

“Parece que nadie tiene prisa por ir a Jan Sheijun y verificar los detalles de un caso tan rotundo”, ha señalado el Ministerio de Exteriores de Rusia en un comunicado publicado en el portal del organismo, en alusión al incidente con armas químicas que tuvo lugar en esa ciudad siria el pasado mes de abril.

Moscú también pregunta por qué los investigadores se niegan a viajar a la base de Shairat, desde la cual, según la coalición internacional liderada por EE.UU., habría empezado el ataque.

La Cancillería de Rusia ha recordado que a principios de abril Damasco proporcionó garantías oficiales de acceso seguro para los expertos de la misión de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ). Sin embargo, la Misión sigue aplazando el viaje escudándose en “condiciones de seguridad desfavorables”, han lamentado los diplomáticos rusos, que han indicado que “se han creado todos los requisitos necesarios para organizar la visita”.

El Ministerio de Exteriores ha criticado la negligencia que supone realizar “investigaciones remotas”, calificándolas de “totalmente inaceptables”. “No es solo una imitación del trabajo, sino que estamos ante una falsificación consciente y deliberada que busca objetivos políticos”, reza el documento.

Rusia también ha cuestionado la validez de aquellas fuentes que “tienen lazos con militantes y estructuras terroristas”. “¿No es hora de dejar de construir acusaciones a base de videos e informaciones inexactos proporcionados por una parte de la oposición siria y sus patrocinadores extranjeros?”, se ha preguntado la Cancillería.

Al respecto, el Ministerio de Exteriores ha vuelto a instar a tomar medidas inmediatas para arreglar la situación actual, enviar un grupo de expertos a Jan Sheijun y a la base aérea siria de Shairat, y llevar a cabo una investigación integral e imparcial del caso. “Si se sigue evitando la investigación, se pondrá en duda la viabilidad de la Misión Conjunta de la ONU y la OPAQ (…) y, como consecuencia, la racionalidad de su existencia”, han concluido los diplomáticos rusos.

Deja un comentario